Amor insiste en que la cifra se moverá entre los 300.000 y los 400.000 autónomos por cuenta propia dedicados a este sector, pero que “nunca” alcanzará el medio millón. “La pérdida de autónomos hubiera sido mayor si no hubiera sido por el crecimiento de otros sectores”, ha subrayado.

El sector de la construcción ha perdido en los últimos diez años un tercio de sus autónomos, el 31,9%, al pasar de los 543.860 trabajadores por cuenta propia que en julio de 2008 se dedicaban a este sector a los 370.452 de julio de este año.

En esta línea, Amor ha subrayado que no todos los autónomos de ese medio millón de 2008 realizaban un trabajo por cuenta propia, sino que “eran una forma encubierta de trabajo asalariado”. Por ello, Amor cree que el descenso en la crisis “fue mucho mayor”.

“Fue en esos años de crecimiento desproporcionado de autónomos en un único sector cuando se dio un incremento de los mal llamados falsos autónomos”, ha recalcado Amor.

Por comunidades autónomas, pese a que todas pierden autónomos en este sector, Castilla-La Mancha ha sido la que ha liderado la pérdida, tras registrar un descenso del 40,7% desde 2008. Por detrás, las caídas más acusadas se han registrado en Aragón (-40,6%), (-39,9%), (-37,5%) y Comunidad Valenciana (-36,6%).