Apunta además la formación sindical que en el segundo trimestre de este año la ocupación bajó en 9.000 personas; el número de parados que buscan su primer empleo o han dejado su último empleo hace más de un año aumentaba un 2,2%; y la contratación temporal representaba el 27,5% del total de asalariados, tal y como ha informado en nota de prensa.

Tras la exposición de estos “indicadores negativos”, la formación aprovecha para criticar las subvenciones recibidas por CCOO, UGT y Cecam a cuenta del Plan Regional de Empleo y Garantía de Rentas 2018-2020 y el Plan Extraordinario por el Empleo 2015-2017. “Esta cantidad podría haber ido destinada a la creación de puestos de trabajo, ya que su pago a estas tres organizaciones no está justificado ni acreditado”.