“Estoy aquí para apoyar activamente a Manuela y a su equipo”, ha explicado a la prensa desde la Plaza de Ópera. A la candidata la conoce desde 1976, cuando trabajaba en Telefónica participó en una huelga por la que le querían echar, junto a otros compañeros, y ella fue quien les llevó el caso. “La conozco y admiro desde hace mucho tiempo”, ha señalado. Lo ha hecho tras posar en el photocall imitando la pose de la icónica Rosie la Remachadora, aunque con la cara de Carmena.

Carmena, para él, ha sido “una regidora honesta, decente, sensata, templada. Son adjetivos que no se podían adjudicar casi a ningún otro político que tenemos”, además de “la suerte de que Manuela no se vive como una política”. “Los políticos deberían aprender del tono general de ella”, ha apostillado.

Además apoya a Carmena “por agradecimiento” porque “está dedicando a Madrid unos años esenciales en su vida que ella, mujer con muchísimos hobbies, podía estar disfrutando de su familia y de su retiro después de haber tenido una vida plena porque la trayectoria, más que intachable, es heroica”.

Almodóvar ha destacado “lo que está haciendo por la ciudad, que está recuperándola para el peatón y tratando de que se respire lo mejor posible”. “Son medidas a las que no se han atrevido antes los otros regidores porque son muy impopulares”, ha analizado antes de tomar asiento, entre Carmena y el candidato de Más Madrid Comunidad, Íñigo Errejón.