Así lo publica la página web de Iberlince, y recoge Europa Press, donde se explica que se trata de Kivu, y de que de momento se desconoce la causa de su muerte. El cuerpo ha sido trasladado al ‘El Chaparrillo’ donde se le realizará la necropsia.

Hasta el momento se han soltado en Castilla-La Mancha, que participa en el programa Life+Iberlince de recuperación de esta especie, un total de 13 ejemplares. Ocho fueron liberados en la provincia de Ciudad Real y cinco en la de .

Todas las muertes se han registrado en la provincia de Ciudad Real. El primero fue Kenitra, que murió de un disparo en la cabeza durante una abatida de zorros en una finca de Torre de . El segundo fue Kala, que fue hallado muerto sin que, de momento, haya trascendido la causa de su defunción.

El pasado mes de diciembre el lince Kairós murió tras caer en un lazo ilegal colocado también en una finca en el término municipal de Torre de Juan Abad (Ciudad Real).

Sobre esta muertes, la consejera de Agricultura, , aseguraba la pasada semana —cuando solo se habían producido tres— que las bajas de los ejemplares soltados en Castilla-La Mancha está en la “media normal de adaptación” prevista en el programa de reintroducción puesto en marcha por Iberlince.

La consejera apuntó que en las otras regiones que también participan en este programa —Andalucía, Extremadura y Portugal— también se están registrando fallecimientos, algo “previsto por los técnicos”.