Los alojamientos hoteleros de Castilla-La Mancha han registrado una ocupación cercana al 93 por ciento en los tres días del puente de la Virgen del Pilar. Así se desprende del estudio realizado por los técnicos de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo de los principales destinos turísticos de la región.

Las dos ciudades Patrimonio de la Humanidad, Cuenca y , han rozado el lleno completo a lo largo de los tres días festivos, si bien el mayor protagonismo ha recaído, una vez más, en los lugares de referencia de turismo rural, puntos emblemáticos como la Sierra del Segura, en la provincia de Albacete, o los entornos de los parques nacionales de la provincia de Ciudad Real o la Alcarria de Guadalajara.

“Ha sido un buen puente para toda la región tanto en las zonas rurales de las cinco provincias como en las capitales más relevantes”, ha apuntado hoy la consejera de Economía, Empresas y Empleo, , en el marco de la rueda de prensa del I Foro ‘#soydigital’.

La titular regional de Economía, Empresas y Empleo ha hecho también balance de la 38 edición de la Feria Regional de Artesanía (FARCAMA) que, tras diez días de funcionamiento, cerró ayer sus puertas. Los datos que maneja el Ejecutivo regional relativos a las visitas ascienden a 45.530 personas que han pasado por las instalaciones de la muestra. Del mismo modo, las cifras de negocio se mantienen similares a las del año pasado, con un mayor porcentaje de visitantes que han realizado compras con respecto a las que se hicieron el año pasado.

“A lo largo de toda la legislatura hemos ido recogiendo las demandas del gremio y este año hemos querido dar una visión con más empaque profesional a FARCAMA, tanto en la preparación del espacio, pasillos más anchos y techos más altos, como con el negocio con compradores internacionales”, ha explicado la consejera.

Patricia Franco ha recordado que han sido más de 6.000 escolares los que este año han pasado por la feria, lo que supone “fidelizar” al público juvenil para el futuro y a sus familias.

FARCAMA ha contado en esta edición con la participación de artesanos de Castilla-La Mancha, de once comunidades autónomas y de otros países vecinos miembros de . Además, ha resultado mucho más participativa con talleres artesanos en vivo para todas las edades, un exquisito espacio gourmet con productos de Castilla-La Mancha y conciertos de música en directo todos los días de la muestra.