En rueda de prensa, acompañado de los profesores de Secundaria, Fulgencio Navarro y Marina Algaba y de los alumnos Andrea Ruiz y , Sánchez ha matizado que sobre 50.000 alumnos que hay cursando la enseñanza obligatoria en Albacete, más de 40.000 escogen la clase de Religión. “Lo mismo ocurre en Castilla-La Mancha”, comunidad autónoma que junto con Andalucía y Extremadura “más demanda religiosa escolar hay”.

Las causas, según Ramón Sánchez, son la realidad “sociológica o demográfica” de la región, así como un cambio de legislación en Secundaria que ha permitido “que la asignatura de Religión se evalúe”. Además, el profesorado tiene “mucho que ver” con estos datos. “Se trabaja mucho con ellos para renovar contenidos a nivel didáctico y pedagógico”.

172 PROFESORES EN LA PROVINCIA

En la provincia de Albacete, hay un total de 172 docentes de Religión en Infantil y Primaria, de los que 120 trabajan en la escuela pública. “El 91% trabaja más de media jornada o en jornada completa”. Según el delegado de Enseñanza Religiosa, “tan solo el 9% trabaja media jornada o menos”, un total de 21 profesores.

Para la educación Secundaria y , hay 52 profesores de Religión en centros públicos, de los que “el 88% están más de media jornada o jornada completa”, 46, y 11 docentes imparten media jornada. “Son profesores laicos con titulaciones equivalentes a sus compañeros de centro, y con su declaración eclesiástica de idoneidad correspondiente”. Además, la Diócesis tiene en cuenta “la demanda horaria de los centros, el lugar de residencia del profesorado y su entorno eclesiástico”.

Tanto Fulgencio Navarro, profesor de Religión del IES Bernardino del Campo, como Marina Algaba, del colegio Mayor , han coincidido en afirmar que la asignatura de Religión aporta a los más de 600 alumnos con los que trabajan “un desarrollo personal y que sean buenos ciudadanos”, construyendo su personalidad “de forma plena e integral”.

Marina Algaba ha defendido también la actitud de los padres “que se implican mucho en las actividades que se realizan tanto dentro del aula como en la parroquia del Buen Pastor”, cercana al centro educativo. Para las alumnas de 1º de Bachillerato del IES , Andrea Ruiz y María Rubio, la asignatura de Religión les inculca “unos valores en su vida”.

‘ME APUNTO A RELIGIÓN PARA ELEGIR EN LIBERTAD’

A pesar de las “buenas estadísticas”, la Diócesis de Albacete, siguiendo las directrices de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis, ha iniciado una campaña para motivar a padres y alumnos a inscribirse en clase de religión. ‘Me apunto a religión para elegir en libertad’ es el lema escogido de la campaña. En opinión del Delegado de Enseñanza Religiosa, desde el punto de vista humano “es una educación integral”; desde el punto de vista cultural “se necesita para entender mejor el mundo y su entorno”, y “porque es un derecho social en toda Europa y, como ciudadano europeo, queremos hacer uso de ese derecho”.

Los jóvenes, ha afirmado, buscan “sed de religión” para cuestiones vitales como el sentido de la vida, el valor del silencio interior; la búsqueda de lo absoluto frente a lo efímero o el compromiso por un mundo mejor, ideales “que están creciendo mucho entre los jóvenes”, ha concluido.