Estos estudiantes han obtenido plazas o ayudas individuales del que pueden llegar hasta el cien por cien del precio del curso y que, en función de la renta de la unidad familiar, están entre un mínimo de 600 euros y un máximo de 1.457 euros, según ha informado la Junta en nota de prensa.

En las dos semanas que estarán en su lugar de destino, los escolares practicarán inglés o francés al menos 50 horas, pues diariamente está previsto que reciban al menos cuatro clases de idiomas en centros acreditados y reconocidos oficialmente con profesorado nativo especializado en idiomas para extranjeros, así como participar en distintas actividades.

El alumnado será distribuido en función de su competencia lingüística en grupos integrados por un máximo de 15 estudiantes de diferentes nacionalidades.

Además de las clases, el curso se complementa con diferentes actividades deportivas y culturales, así como con viajes a otras localidades de marcado interés turístico y cultural próximas al lugar en el que residan. Durante su estancia, los estudiantes residen con una familia en régimen de pensión completa.

230 alumnos de tercero y cuarto de ESO y primero de Bachillerato realizarán los cursos de inglés en las localidades de Bournemouth, , , , Torquay, Exmouth, , , Totnes, Gorey y Kanturk. Mientras, en Antibes y Biarritz estarán 30 alumnos seleccionados para participar en los cursos de francés.

Los alumnos, que viajan distribuidos en trece grupos, contarán con la colaboración de trece supervisores pedagógicos seleccionados por la Consejería de Educación, Cultura y Deportes entre los docentes de la región, a través de una convocatoria.

Estos supervisores se ocupan entre otras cuestiones de hacer un seguimiento de las actividades de formación y apoyar a los participantes en las cuestiones que puedan surgir.