AMAC lamenta “profundamente” que el proyecto de construcción del Almacén Temporal Centralizado (ATC) en Villar de Cañas (Cuenca) “no se lleve finalmente a cabo”, si se confirman las noticias que van apareciendo en prensa sobre la renuncia de Enresa, empresa pública encargada de los residuos nucleares, al proyecto de construcción del ATC.

Ante este hecho, AMAC considera “indispensable” estudiar “profundamente” las diferentes opciones posibles para la gestión de estos residuos, tanto los de alta actividad como los de baja y media actividad, ya que de cumplirse el calendario previsto, se necesita una rápida ampliación del centro de almacenamiento de El Cabril, situado en (), según ha informado la asociación en nota de prensa.

AMAC recuerda que los municipios nucleares que pertenecen a la asociación se mostraron siempre favorables a la construcción de un almacén centralizado para toda España, que gestionase los residuos de alta actividad procedentes de todas las centrales nucleares.

A partir de ahora, considera que se abre una oportunidad para que, en el marco del VII Plan General de Residuos Radiactivos que se está elaborando en la actualidad, se cuente con todos los afectados para conseguir el mayor grado de consenso posible que garantice la consecución de los objetivos marcados.

El presidente de AMAC, , asegura que desde la asociación se adoptará “una actitud responsable y constructiva en la consecución de estos objetivos”, pero advierte que “no se pueden olvidar temas tan importantes para los municipios de estas zonas como los planes de emergencia, a los que últimamente no se les viene prestando la atención necesaria, y a las políticas de desarrollo alternativas que esperamos queden recogidas en la Transición Justa a otras energías”.

“La gestión de los residuos radiactivos no admite atajos que en la mayoría de los casos acaban en proyectos frustrados”, recuerda. “En España, estos asuntos necesitan de un amplio debate, teniendo en cuenta además que el calendario de cierre de centrales nucleares que ya existe, concluirá con el de la Central Nuclear de Trillo, en Guadalajara, en el año 2035”.