Ante las promesas del actual gobierno regional de un cambio en la situación de la Educación en CLM, ANPE vuelve a denunciar que con la escasa dotación de profesorado de cupo, que se elabora durante estos días de cara al próximo curso 2017/18, se hace patente que se mantienen los recortes e incluso se agravan en algunos aspectos.

El profesorado de cupo se determina todos los años, previo al inicio del curso escolar, para hacer frente a apoyos, desdobles de grupos, cubrir el horario del equipo directivo (por desempeño de sus funciones directivas), atención a la diversidad, etc.

Con los cupos establecidos por la Consejería de Educación, con la corresponsabilidad de las Direcciones Provinciales de Educación, se dificulta el buen funcionamiento de los centros y la atención individual al alumnado, además de empeorar la previsión de vacantes para los actos públicos de docentes suprimidos, desplazados y provisionales que deben obtener destino en dichos actos y que con la mínima previsión de cupos tendrán más difícil elegir destino en la provincia. Asimismo, este efecto dominó afectará también a las adjudicaciones de interinidades, puesto que se contará con menos vacantes para cubrir.

Una vez más ANPE insiste en la importancia de dotar a los centros educativos del cupo requerido para su buen funcionamiento. Esta situación, que se mantiene desde que comenzaron los recortes, no ha mejorado con el actual gobierno regional y empeora con la falta de Presupuestos, llevando a la inestabilidad y precariedad en las plantillas, a una atención a la diversidad de mínimos y a la lesión de derechos de profesores que de forma legítima consiguieron su destino.