En un comunicado, ANPE ha recordado que siempre ha apostado por las oposiciones ya que “son la mejor manera de dar estabilidad al colectivo funcionario interino y consolidar las plantillas, pero siempre que se den dos condicionantes: que el número de plazas sea lo más amplio posible y que la convocatoria se acompase al resto de comunidades autónomas”.

Asimismo, una vez negociada la oferta de empleo público, es importante, según el sindicato, “retomar inmediatamente la negociación del nuevo Pacto de Ordenación de Listas de Interinos, de cara a las próximas oposiciones, sin olvidar otros aspectos a negociar como la recuperación progresiva del cobro del verano con los mismos criterios marcados en el Acuerdo ANPE-MEC de 1994 y que se dejó de aplicar en 2012”.

Además, ANPE pide que se reúnan las comunidades autónomas, coordinadas por el Ministerio, para acordar qué cuerpos se convocarán cada año y “acompasar las convocatorias de oposiciones para evitar el efecto llamada y el desconcierto que provoca situaciones como la actual”.