En rueda de prensa, ha dicho que será en los primeros días de septiembre cuando fijará estas citas para abordar “posibles acuerdos” con ambas formaciones políticas.

Según ha considerado, esta “normalidad” en las relaciones ha de ser “muy valorable”, una normalidad radicada en que “las instituciones funcionan” en territorio castellano-manchego.