Dicho documento, fechado el 18 de junio de 1511, trata sobre los heredamientos, montes, tierras y otros bienes que son en Bencachón, Aceituna y Sauquillo, para que sea protegido y amparado el derecho que Alonso Fernández Aceituno tiene sobre ellos. Además consta de 5 páginas contenidas en tres folios; y en el último de ellos aparece la firma de Fernando de Rojas.

Así lo ha dado detallado el archivero municipal, , en rueda de prensa, donde además ha explicado que Fernando de Rojas interviene, como bachiller en leyes, en dicho acto jurídico. “Por primera vez refrendando, actuando y dando oficialidad a lo contenido en dicho documento, con el aval de su firma y su rúbrica, y con la autenticación de la firma del notario o escribano público, ”, ha comentado.

Si bien, ha concretado que “lo mejor está al final”, ya que una vez identificado el actuante como alcalde mayor faltaba concluir el documento con la firma del mismo y ante la presencia del notario o escribano público: “Ante Juan Castillo, escribano y notario público dado por las autoridades apostólica y real. E otro sí escribano público, uno de los del número de dicha villa de Talavera que fui presente a todo lo que dicho es en uno con el dicho señor alcalde que aquí firmó su nombre, Bachiller de Rojas, e con los dichos testigos. Y de mandamiento del dicho señor alcalde”.

CUMPLEN CON LOS PARÁMETROS

Gómez ha asegurado que tanto el papel, como la tinta, así como la firma manuscrita del propio Fernando de Rojas cumplen con los parámetros documentales de la época y “con los modismos y formalidades coetáneos del siglo XVI”, como es el caso de las dos rúbricas laterales de la firma. También ha señalado que dicho documento fue restaurado en el siglo XIX pues aparece una tira de papel en la doblez del documento, que estaba roto y donde aparece la firma.

Esta restauración supuso que se movió el documento y quedó desajustada la firma y rúbrica de Rojas por la rotura del soporte de papel, según ha apuntado el archivero, aun así ha afirmado que la firma es “incopiable” debido a sus rúbricas laterales.

“No nos cabe ninguna duda de que estamos ante la primera firma manuscrita de tan insigne talaverano que muy pronto se naturalizaría en nuestra ciudad”, ha destacado.

Por otra parte, ha relatado que ante la posibilidad de que pudiera haber alguna muestra o firma más relacionada Fernando de Rojas, “se revisó y releyó el texto completo, y sorpresivamente, Rojas da una alegría aunque de manera indirecta en una anotación marginal sin aparente relación con el asunto”.

Dicha mención se encuentra en el folio 54 vuelto del mismo documento. Se trata del testamento de (de la Casa Villatoya fallecida en 1542), que deja a su criado, : “Una viña que yo tengo al pago de Terrumbre, hasta dos o tres hoces, e alinda con una viña del bachiller Rojas”. Pero Rojas había fallecido el año anterior y su cuerpo sepultado en convento de la Madre de Dios.

Al respecto, el archivero ha recordado que es difícil encontrar una anotación de Fernando de Rojas en la documentación municipal, pero “por fin da la cara”. “No es solo una noticia de proyección local, ahora es un poco más nuestro alcalde, también tiene una proyección internacional con su obra de La Celestina”, ha dicho.

Gómez ha propuesto que el Ayuntamiento de Talavera plantee a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, a través de la escuela de restauración, la recuperación del documento y la firma de Fernando de Rojas. Además se podrá consultar en la página web del Ayuntamiento.

Por otra parte, el alcalde, , ha indicado que hasta la fecha en todos los documentos que se conocían en los que intervenía Fernando de Rojas como actuante oficial “no había aparecido jamás firma ni rúbrica alguna, ni siquiera como alcalde de la ciudad, responsabilidad que tuvo en diversas etapas históricas”.