El Gobierno de Castilla-La Mancha ha conocido el desarrollo realizado por una empresa castellano-manchega de una aplicación para teléfonos inteligentes “que detecta y previene el acoso”. Así lo ha trasladado su impulsor, Pablo Pérez, a la consejera de Bienestar Social, , en la reunión que han mantenido.

En la reunión han estado presentes la directora provincial de Bienestar Social en la provincia de Albacete, Toñi Coloma, y la directora provincial del en Albacete, .

Tras recibir las explicaciones por parte del impulsor de esta herramienta tecnológica, la consejera ha señalado su intención de valorar el proyecto, que podría encuadrarse en el Programa ‘#TuCuentas’ de detección e intervención en casos de acoso y ciberacoso, desarrollado por la colaboración de las consejerías de Bienestar Social y de Educación, concretamente en el trabajo que el programa desarrolla en la comunidad escolar.

La consejera ha puesto en valor que sea una iniciativa castellano-manchega la que trata de dar solución a una necesidad emergente como es la de combatir el acoso y el ciberacoso entre los menores de la región, con la originalidad de que se realiza por medio de los teléfonos móviles inteligentes.

La nueva ‘app móvil’ contra el acoso “servirá para prevenir situaciones de acoso escolar, ya que serán los observadores y compañeros de las víctimas las que alerten de las situaciones de acoso, para que los responsables de la comunidad escolar activen el protocolo de lucha contra el acoso”, ha asegurado Pablo Pérez, maestro de Educación Primaria, que desde el pasado curso está desarrollando esta aplicación para teléfonos inteligentes.

Gratuita y operativa

Entre las ventajas de la aplicación que Pérez enumera están “su gratuidad para todos los usuarios, su inmediatez, porque con una rápida actuación evitará que se produzcan muchas situaciones de riesgo; su capacidad de visualización, para localizar el lugar donde está teniendo lugar el acoso; su utilidad, ya que puede ser utilizado por todos los ciudadanos, y su operatividad, para agilizar y facilitar la actuación de la policía”, ha asegurado Pablo Pérez.

Según ha explicado su desarrollador, la aplicación “no tiene ánimo de lucro, por lo que no busca la financiación privada” y atiende “un tema sensible, de carácter social, así como de interés público, por lo que busca todo el apoyo institucional posible”.

En la actualidad son dos los ingenieros informáticos que están trabajando en el proyecto “que en breve será una realidad”, como afirma Pablo Pérez.