El informe repasa la situación patrimonial y financiera del partido, recoge la contabilidad de ingresos y gastos electorales tras la participación en las elecciones a Cortes regionales de 2015, que fue “comprobada, examinada y fiscalizada por el ” y que en noviembre 2015 recibió un informe favorable.

“No existen deudas con acreedores comerciales”, el partido “cuenta con liquidez suficiente, no hay deudas financieras ni préstamos bancarios, y presenta en todos los ejercicios contabilizados superávit en su gestión ordinaria”, ha detallado Molinero.

Como ha informado, toda la contabilidad se consolida a nivel nacional habiendo sido auditadas las cuentas en 2012 y 2013, y estando en proceso de fiscalización las de 2014, 2015 y 2016.

A ello se añade la fiscalización adicional de las cuentas que lleva a cabo la Intervención de las Cortes, que “ha emitido sendos informes favorables en varios ejercicios”.

El secretario de la Mesa ha desvelado que, además, el pasado 2 de marzo de este año “todas las sedes provinciales y regionales fueron sometidas a una auditoría interna llevada a cabo por la sede nacional, con revisión de cuentas”, y el informe de la misma fue “favorable”.

Finalmente, el informe económico ha sido aprobado con una única abstención, lo que el presidente de la Mesa del Congreso, , que primero pensó que había sido aprobado por unanimidad, ha definido, no obstante, como un apoyo “por mayoría aplastante”.