El apuesta porque parte del agua residual se pueda utilizar en la agricultura, y así el sector pueda acceder a “más cantidad de agua”, poniendo como ejemplos “muy positivos” los ya iniciados en La Solana y , en la provincia de Ciudad Real, donde gracias al aprovechamiento de las aguas residuales depuradas se están regando cerca de 1.500 hectáreas y beneficiándose más de 350 agricultores.

Así se lo ha hecho saber a la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, durante la reunión del de Política Medioambiental mantenido esta mañana en y en el que se han analizado aquellos asuntos que van a Consejo Ministros de Medio Ambiente de la semana que viene, entre ellos, la directiva de agua potable con mayores exigencias en Europa y también, para Castilla-La Mancha, que “van en la línea que demanda la sociedad europea que es compromiso medioambiental”.

En este sentido, en declaraciones a los medios de comunicación al término de la reunión, ha recordado que en Castilla-La Mancha ya existen ejemplos de la reutilización de aguas residuales depuradas en explotaciones agrarias, como la sociedad (SAT) ‘La Serna’ en La Solana y la de ‘Los Auriles’ en Tomelloso, ambas en la provincia de Ciudad Real, que son ejemplos de que esta posibilidad existe, para que “manteniendo los caudales ecológicos mínimos”, los agricultores se puedan beneficiar.

En el caso de La Serna, se riegan alrededor de 680 hectáreas, de las cuales 620 de viñedo, y el resto se reparte entre olivar, almendro y pistacho. ‘Los Auriles’, por su parte, consta de 844 hectáreas, distribuidas en 436 parcelas, la mayor parte de la superficie se dedica al cultivo de la vid, existiendo también algo de olivar. En este caso, el origen del agua es una concesión de aguas residuales depuradas procedentes de Tomelloso y conducidas a través del llamado Canal de Los Auriles.

Apuesta por vehículos de bajas emisiones de CO2

Además, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural ha explicado que en este primer encuentro se ha tratado el reglamento que pretende reducir emisiones de vehículos ligeros y ha indicado que quiere adelantar los compromisos de reducción de emisiones al respecto y hacerlos más exigentes en la Unión Europea en este campo.

En este sentido, ha dicho “tenemos que dar ejemplo las administraciones” y en esta línea se encuentra trabajando Castilla-La Mancha, donde ha avanzado que la próxima semana se incorporarán los dos primeros vehículos eléctricos a la flota de la empresa pública de Gestión Ambiental de Castilla-La Mancha, GEACAM, a los que se sumarán otros, que serán adquiridos por parte de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural para el personal, como agentes medioambientales o los técnicos de las Oficinas Comarcales Agrarias, por ejemplo.

“Es un compromiso de la administración pública regional en una materia tan importante como ésta en la cual nos vamos a exigir más en Europa a la vista del documento que hoy se ha presentado a propuesta de la Comisión Europea”, ha subrayado.

El nuevo reglamento del programa LIFE

Además, en Consejo Consultivo de hoy se ha tratado el nuevo reglamento del futuro programa LIFE que irá al de la semana que viene. Al respecto, Martínez Arroyo ha significado que se trata de un asunto “muy importante” para Castilla-La Mancha ya que “aquí se apoyan” todas las inversiones que se realizan en el proyecto común con Andalucía, Extremadura y Portugal de protección del lince ibérico y el apoyo a los agricultores que se encuentran en La Mancha en zonas vinculadas a los humedales, que se desarrolla junto a la .

Así, ha explicado, que “hay que estar muy vigilantes para que esta normativa nos permita desarrollar más proyectos en Castilla-La Mancha” y para ello se debe “mantener el presupuesto de este programa ya que tiene una incidencia muy directa en nuestro medio ambiente”.

Otros asuntos, para la Conferencia Sectorial en el mes de julio

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha ha salido con una “impresión muy positiva”, tras la primera reunión mantenida hoy con la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, indicando que “nos ha tenido la mano a todas las comunidades autónomas” y asegurando que “tiene disposición al diálogo en todos los asuntos” y “vamos a trabajar de una manera distinta todos juntos”

De esta manera, tras la celebración del consejo Consultivo de Política Ambiental, ha anunciado que Teresa Ribera ha emplazado a las regiones a un nuevo encuentro en una Conferencia Sectorial en el mes de julio donde se tratarán otras cuestiones de las Comunidades Autónomas y del procedimiento interno.

Para Francisco Martínez Arroyo mantener reuniones periódicas es una “buena fórmula” algo que “cambia radicalmente” con lo que se ha venido produciendo hasta el momento con el anterior , y Medio Ambiente, ya que ambos ministerios del nuevo Gobierno central, el MAPA y el de Transición Ecológica, “son conscientes de la necesidad de contar con las comunidades autónomas”.