El ha hecho una apuesta por las viviendas de consumo energético nulo con bajo impacto en el medio ambiente. Así lo ha destacado el consejero de Fomento, Nacho Hernando, que ha asistido a la Conferencia Nacional de Passivhaus que se ha organizado en el Palacio de Congresos Fórum Evolución de y en la que ha estado acompañado por el director general de Planificación Territorial y Urbanismo, y la directora general de Vivienda, .

En este contexto, Hernando ha firmado una declaración institucional a la que se han adherido administraciones de toda España y que supone “una nueva etapa que se debe abrir, no solamente en Castilla-La Mancha, sino en el conjunto de las mentes y los corazones de quienes creemos que este mundo tiene que ser un mundo sostenible” y que “repercuta sobre aquellas personas que peor lo están pasando porque esto además se traduce en una menor factura de la luz, del gas”, ha aseverado el consejero.

El Passivhaus, o casa pasiva, es un estándar de construcción nacido en Alemania en 1991 que se ha ido extendiendo por el resto del mundo. Combina un elevado confort interior con un consumo de energía muy bajo y un precio asequible, gracias al máximo cuidado de la envolvente del edificio y a un sistema de ventilación controlada. Un modelo que además hace frente a uno de los grandes problemas de la sociedad actual como es el pago de la hipoteca energética.

Existen diversas experiencias de Passivhaus en España, donde se han llevado a cabo más de 100 proyectos desde el año 2009. También han desarrollado algún proyecto privado en la región.