Así se ha pronunciado el consejero a preguntas de los medios con motivo de la visita que ha realizado el presidente regional, , a la nueva instalación de placas solares fotovoltaicas en la Viceconsejería de Medio Ambiente, y a propósito de la decisión de la Junta de paralizar toda la agenda legislativa que queda pendiente hasta que el diputado de Podemos no cambie de actitud.

“Estamos trabajando independientemente de los avatares de la política regional”, ha señalado Arroyo, quien ha agregado que “cada uno tiene que asumir sus responsabilidad y Podemos tiene que decirle a los ciudadanos por qué no se aprueban esas leyes tan importantes desde el punto de vista ambiental” para la Comunidad Autónoma.

No obstante, el consejero se ha mostrado esperanzado al señalar que todavía queda tiempo. “Espero que juntos podamos hacer de Castilla-La Mancha una región mejor desde el punto de vista medioambiental. Tenemos tiempo pero estoy convencido de que si no es antes de las elecciones será después”.

Arroyo ha concretado que el Proyecto de Ley de Evaluación Ambiental pasó por el para su remisión a las Cortes regionales y que es decisión del Parlamento autonómico calificarla o no antes de que termine la legislatura y que la Ley de Economía Circular pasó por el Consejo de Gobierno para su envío al .

DÍA DE LA ENERGÍA

Sobre la visita que ha realizado el presidente regional a la nueva instalación de placas solares fotovoltaicas en la Viceconsejería de Medio Ambiente, ha señalado que sirve para celebrar el Día de la Energía por medio de una energía renovable y sostenible que va a ayudar en la región a ahorrar combustible, energía, limitar los efectos de los gases invernaderos y a crear “mucho empleo” en los próximos años.

Así, ha recordado que el Ejecutivo castellano-manchego ya ha aprobado una estrategia de cambio climático que recoge un cambio de modelo energético que apuesta por las energías renovables, como la solar fotovoltaica, en la que Castilla-La Mancha es líder ya que más del 50 por ciento de la energía que se produce procede de fuentes renovables y con ella la región es capaz de generar el autoconsumo de toda la Comunidad Autónoma.

Respecto a la instalación en la Consejería de Medio Ambiente, ha apuntado que las placas solares instaladas producen 20 kilowatios de energía, con un ahorro de consumo, que marca el camino en el que la Junta va a incidir en los próximos meses y años dentro de un plan específico dotado con 50 millones de euros para instalar placas solares en 851 edificios públicos.

AHORRO DE RECURSOS PÚBLICOS

“Este es el primero de una Consejería, pero ya hemos instalado placas en las sedes de Geacam en y Cuenca, que suponen un ahorro al año de recursos públicos que se destinaban a la producción de energía y que permitirá amortizar estas instalaciones en apenas cinco años”, ha explicado.

El Ejecutivo castellano-manchego seguirá en los próximos meses este proceso de instalación de placas solares hasta y después de las elecciones, y la próxima instalación será en la sede del IVICAM en .

A preguntas de los medios ha indicado que la Consejería de Economía, Empresas y Empleo va a publicar una convocatoria de ayudas para particulares dotada con cerca de un millón de euros para fomentar el autoconsumo energético.