Según ha informado Asaja en nota de prensa, esta campaña es la primera vez que el sector dispone de esta información a principios de campaña “gracias al Sistema de del Sector Vitivinícola (INFOVI) puesto en marcha el 1 de agosto” una plataforma que, han afirmado, “permite conocer con mayor claridad la evolución del mercado, así como facilitar la toma de decisiones”.

“La campaña vitícola 2016/2017 se inicia, por tanto, con unas existencias de vino y mosto en poder de productores y almacenistas bajas, así como, unas previsiones de cosecha similares a las del año pasado”, han comentado desde la asociación.

Asimismo, ha justificado estas “buenas expectativas” en que “las estimaciones de cosecha de nuestros principales competidores europeos sitúan sus producciones ligeramente por debajo de las del pasado año en el caso de Francia o Portugal y sólo Italia presentaría un aumento en sus previsiones iniciales del cinco por ciento”.

Además, ha detallado que, en el mercado internacional, las cosechas se han visto mermadas en Argentina, Chile y Sudáfrica, mientras que han aumentado ligeramente en y se han recuperado respecto al año pasado en Australia y Nueva Zelanda.

Esta situación de descenso en las cosechas de los distintos mercados hace que Asaja confíe en que “haya una recuperación de los previos, tanto en uva como en vinos”.

Finalmente, la organización agraria ha instado a los operadores a “dar a conocer el precio de compra de la uva mediante la firma del correspondiente contrato antes de entregar la cosecha”, ya que, ha recordado, “de lo contrario, se estaría incumpliendo lo dispuesto en la Ley de la Cadena Alimentaria”.