La Asociación de la Empresa Familiar de Castilla-La Mancha (AEFCLM) ha reivindicado la necesidad de participar en las decisiones que afectan al sector agroalimentario, durante una reunión de trabajo con la consejera de Agricultura del Gobierno regional, María Luisa Soriano.

En esa reunión, el presidente de la AEFCLM, , ha defendido que las concesiones de licencias administrativas sean más rápidas, para que se agilice la puesta en marcha de las empresas, y que las administraciones, regional y central, deben garantizar la rapidez en la gestión de la documentación relacionada con la exportación de cualquier producto o servicio, ha informado la Asociación en nota de prensa.

En cuanto a los asuntos que afectan directamente al sector agroalimentario, a los responsables de la AEFCLM les preocupa, por ejemplo, que en Castilla-La Mancha exista un bajo consumo de vino, cuando es la mayor productora de España y de Europa. En cuanto a la decisión, por parte de la Fundación de la dieta Mediterránea, de sacar el vino de dicha dieta, la AEFCLM opina que es un grave revés para el sector y para la economía regional. Algo ante lo que la Consejera mostró su preocupación y su interés.

Sobre las exportaciones, que para el presidente de la Asociación es una de las pocas estrategias de comercialización que pueden permitir mantener cierto nivel de actividad económica, la AEFCLM reivindica la marca “España” como valor añadido para la venta de los productos de la región, especialmente del vino, en otros mercados internacionales.

Igualmente, la representación de la AEFCLM, formada también por los miembros de la Junta Directiva Tomás Díaz del Río y Julián Rodríguez, ha reivindicado el fomento de “la cultura del vino” y medidas que permitan una relación más directa entre el consumidor y el productor.

El desarrollo del enoturismo, a juicio de la Asociación, puede ser una opción que favorezca ese contacto y permita, al mismo tiempo, un mejor y mayor conocimiento de todo lo que rodea al mundo del vino, como el patrimonio, la naturaleza y el medio ambiente.

Otros aspectos que preocupan a la Asociación son los relacionados con la gestión y coordinación de las cooperativas. En este sentido, desde la AEFCLM se apuesta por una mayor competitividad en la gestión y por dotar a los productos de las cooperativas de un mayor valor añadido.

Vázquez también ha destacado la importancia de la formación en el sector agroalimentario y, sobre todo, en el sector primario, porque, según ha explicado, es fundamental para el desarrollo, la optimización, la mejora y la modernización de la producción.

La posibilidad de extender los cultivos de invernadero, orientados a la exportación, llevar a cabo un censo actualizado de ganado o de productos agroalimentarios fueron otros de los temas planteados por la delegación de la AEFCLM en la citada reunión de trabajo.