El presidente de la de Castilla-La Mancha (AEFCLM), , “teme” que los bancos “se aprovechen” de la puesta en marcha del plan de pago a proveedores promovido por el , que está previsto que se haga efectivo a mediados de junio, y “se queden” ese dinero para “tapar agujeros pasados y futuros”.

En declaraciones a Europa Press, Vázquez ha explicado que aunque el dinero “probablemente” vaya directamente a la cuenta de los beneficiarios, los bancos podrían quedárselo para cubrir las deudas y los intereses contraídos con anterioridad que las empresas no han pagado.

En este sentido, ha mostrado su “preocupación”, ya que las empresas que tenían deudas con la Administración y los ayuntamientos “han aguantado” durante muchos meses la situación de crisis y ahora que “va a llegar la hora de cobrar” van a ver que el dinero que van a recibir no va a cubrir sus intereses con los bancos. Además, teme que las entidades financieras les pidan a los proveedores que dejen parte del dinero para saldar intereses futuros.

Una situación que Vázquez ha lamentado, teniendo en cuenta el “esfuerzo tan grande” que se ha hecho por parte del Gobierno central y autonómico para solucionar la situación. Además, y al igual que la Junta de Comunidades, el presidente de la Asociación ha apelado a la responsabilidad de los contratistas para que paguen “a todos sus proveedores”, consciente de la posibilidad de que a los subcontratistas “no les llegue el dinero”.

Un llamamiento que también ha realizado a todas las empresas integradas en la Asociación de la Empresa Familiar —algunas de ellas acumulan una deuda por parte de la Administración por encima de los diez millones de euros— a las que se les ha enviado un escrito informando del pago a proveedores y de la necesidad de que salden sus deudas.

Dicho esto, Vázquez ha agradecido el plan de pago a proveedores, que no debería ser “algo extraordinario” sino “lo normal”, pero ha recordado que “muchas” empresas “se han quedado en el camino” por no haber podido cobrar sus deudas a tiempo.

SIN CRÉDITO NO HABRÁ CONFIANZA

El presidente de la ha criticado, por otra parte, que las entidades financieras “no hayan cambiado de actitud” y continúen sin facilitar crédito ni avales a los empresarios que cuentan con proyectos viables, como denunció recientemente la Asociación.

“Mientras el crédito no fluya y la confianza no se establezca entre la gente de la calle, por muchas leyes de emprendedores y buenas intenciones que haya por parte de la Administración, no va a cambiar la situación y la situación es que las entidades no facilitarán el crédito mientras no solucionen sus propios problemas”, ha reseñado.

En este contexto, se ha referido al “agravio comparativo” que supone la Ley Hipotecaria para las empresas familiares, ya que mientras que a una gran empresa que cotiza en bolsa refinancia su deuda con una entidad no se le piden garantías de todos los accionistas a las empresas familiares se les piden garantías personales “de todos sus miembros”.

Esta situación hace que “se vayan al traste muchas empresas”, lo que ha llevado a Aurelio Vázquez a defender la necesidad de que el Gobierno “haya un gesto” hacia las empresas, igual que han hecho con los particulares en el caso de los desahucios, modificando una ley que ahora mismo está “desequilibrada”.

“NO ESTAMOS PARA PELEAS”

De otro lado, el responsable de la Asociación de la Empresa Familiar de Castilla-La Mancha ha hecho un llamamiento al Gobierno regional y al PSOE para que hablen y se entiendan porque “no estamos para peleas”.

“La población en general no nos podemos permitir ver disputas entre los dos grupos parlamentarios”, ha incidido Vázquez, que ha puesto como ejemplo que cuando en una empresa hay dos socios, y uno tiene un 70 por ciento del capital y otro un 30, “pueden discutir, pero esas discusiones no se trasladan a clientes, proveedores y trabajadores”.

“De este mensaje deberían tomar nota tanto unos como otros, pues la discrepancia y la pelea permanente con tres años por delante de una legislatura no es de recibo, no da confianza económica”, ha concluido Vázquez, que ha señalado que si PP y PSOE “tienen realmente interés de juntarse y hablar sin que la discusión pase más allá de seas puertas lo están comunicando muy mal”.