La vista de apelación de la prisión provisional se celebró el pasado miércoles en la Sección 30 de la Audiencia. En la vistilla, el fiscal se opuso a su puesta en libertad ante la “prueba contundente” que sustenta su autoría en el crimen.

De igual modo, el abogado de la familia solicitó que se le mantuviera en prisión, mientras que la defensa planteó su puesta en libertad ante la ausencia de pruebas que apunten a su autoría.

El juzgado mantiene secreta las actuaciones después de que se ha decretado una prórroga. Aún están pendientes los resultados de las analíticas de ADN, clave fundamental para determinar la autoría del único acusado en el caso.

El cadáver de la joven presentaba al parecer más de 90 puñaladas, lo que lleva a pensar a los letrados que puede haber más detenciones en el marco de la operación que dirige la Guardia Civil.