En la parte frontal del anfiteatro, y serán la puerta de entrada a un graderío convertido en estantes con libros de caballería, donde los ojos de Dulcinea darán presencia a la mujer en la obra de Miguel de Cervantes. La parte trasera del auditorio se decorará con escenas cervantinas, emulando los azulejos de los bancos donde antiguamente se ubicó la biblioteca al aire libre de este parque.

Los encargados de esta transformación artística serán Francisco José Jiménez Campoy (Fran), que ya ha iniciado los trabajos, y (Max501) conocido por sus ‘antoñitos’, ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

De momento ya puede verse la imagen del hidalgo —extraída de la película de , ‘El hombre que mató a Don Quijote’— y la de un simpático y bonachón Sancho Panza. Retratos llenos de expresividad pintados, a golpe de spray, por Fran; profesor de pintura y artista urbano que conoce bien Alcázar, ya que residió en la ciudad durante 13 años. “Toda mi juventud la pasé aquí y conocía el parque viejo. ¡Quién me iba a decir que un día se me haría este encargo!”.

No es el primer grafiti que Fran regala a la ciudad, ya que colaboró recientemente en la decoración del muro del campo de fútbol. Como cualquier artista urbano, sus principales miedos son que a la gente le guste su obra y que se respete. El primero ya está superado, porque los vecinas y vecinas del barrio están disfrutando estos días de su trabajo y se acercan a felicitarle. El segundo, considera que también será posible superarlo porque, una vez terminada la decoración, el auditorio se convertirá en una auténtica galería de arte al aire libre, un atractivo más para alcazareños y visitantes. “Los artistas urbanos estamos cambiando la mentalidad de la gente, especialmente de las personas más mayores que saben apreciarlo porque ven que los lienzos se están llevando a las paredes”.