Las aulas itinerantes de formación para desempleados puestas en marcha por el de Castilla-La Mancha suponen “dar las mismas oportunidades a las personas en situación de desempleo que viven en zonas rurales, así como fijar población en los pueblos mediante la inserción laboral”.

Así lo ha subrayado el delegado provincial de Economía, Empresas y Empleo de Toledo, , durante el acto de clausura y entrega de diplomas a los 16 alumnos y alumnas que han superado el curso de formación sociosanitaria realizado en el municipio de Pulgar. Un acto al que también ha asistido el alcalde de la localidad, , junto a otros miembros de su equipo de Gobierno.

“La formación profesional para el empleo se ha demostrado como un instrumento idóneo para la cualificación y empleabilidad de las personas en situación de desempleo”, ha asegurado Martín Alcántara.

En este sentido, el delegado provincial añadía que “además, con acciones formativas como las desarrolladas a través de estas aulas itinerantes, que en la provincia de Toledo hemos llevado a cuatro localidades distintas, se cumple un doble objetivo. Por un lado, dar las mismas oportunidades de formación a los desempleados del mundo rural que las que tienen los parados de los núcleos de población más grandes; y, por otro, luchar contra el despoblamiento, porque la formación que hacemos tiene posibilidades para la inserción laboral en nuestros pueblos, como es el caso de la formación sociosanitaria”.

Martín Alcántara ha recordado que el Gobierno de Castilla-La Mancha ha destinado más 8 millones de euros en la formación para el empleo que se está desarrollando durante 2019 en la provincia de Toledo, con un total de 194 cursos que están beneficiando a 3.165 personas desempleadas.

El responsable provincial de Economía, Empresas y Empleo incidía en que “el importante esfuerzo que realiza el en las políticas activas de empleo es, sin duda alguna, una de sus señas de identidad y, especialmente, en la formación para el empleo como la mejor herramienta de cualificación para que estos hombres y mujeres puedan salir de la situación de desempleo en la que se encuentran y, por otro lado, como un importante instrumento también para recualificar a personas ocupadas y para que puedan promocionar profesionalmente”.

En este sentido, Martín Alcántara señalaba que esta prioridad del Gobierno regional se ha visto refrendado por el presupuesto invertido “pues en la pasada legislatura, se han destinado a la provincia de Toledo más de 40,2 millones de euros para la formación para el empleo. De ellos, más de 33 millones se destinan a la formación de personas en situación de paro”.

Por último, el delegado provincial de Economía, Empresas y Empleo subrayaba que en la actual legislatura “seguiremos potenciando y trabajando en la formación para el empleo, porque somos conscientes de que, a mayor formación, más posibilidades de acceder a un puesto de trabajo”.