Esta pérdida supone que la región disminuyó en un 17% sus depósitos en entidades de crédito, la bajada más significativa que se produjo en todo el país en este periodo. El trimestre anterior, la región había perdido otros 4.931 millones de euros, según datos del .

Con motivo de la celebración del referéndum ilegal de independencia de Cataluña el pasado 1 de octubre y la posterior crisis institucional en la región, centenares de empresas catalanas decidieron cambiar su sede social, entre las que se encontraban algunos bancos.

y , dos de los bancos con más presencia en la región, trasladaron sus domicilios sociales a la Comunidad Valenciana, a y , respectivamente.

Precisamente, la región valenciana fue una de las que vio incrementar más sus depósitos en los cuatro últimos meses del ejercicio, concretamente un 7,26%, equivalente a 7.217 millones de euros, según los datos avanzados por ‘El País’.

No obstante, la comunidad autónoma en la que el volumen de depósitos creció en mayor medida en el último trimestre fue Aragón, región limítrofe con Cataluña. La comunidad aragaonesa los aumentó en 2.546 millones de euros, lo que supone un 7,5% más.

También aumentó el volumen de depósitos en (+4,84%), Andalucía (+3,03%), Extremadura (+2,89%), País Vasco (+2,78%), Canarias (+2,15%), Castilla-La Mancha (+2,01%), Castilla y (+1,52%), (+1,37%), (+1,15%), (+0,28%) y la ciudad autónoma de (+0,11%).

La región que más depósitos perdió por detrás de Cataluña fue Islas Baleares, con un descenso del 3,07%, según datos del Banco de España. (-2,25%), (-0,31%), (-0,56%) y (-0,09%) también experimentaron bajadas de depósitos entre octubre y diciembre de 2017.