La diputada de Podemos, , a su vez presidenta de esta Comisión, tenía previsto delegar la Presidencia en la figura de Pilar Martínez para poder defender las tres enmiendas que su grupo mantiene al Reglamento que se somete a debate, pero la ausencia de la parlamentaria ‘popular’ la ha obligado a tener que asumir la Presidencia y por lo tanto a declinar la defensa de las enmiendas de la formación morada.

La polémica suscitada por este extremo ha derivado en la decisión de María Díaz de dar por defendidas sus enmiendas sin ni siquiera enunciarlas; mientras que la diputada del PP ha solicitado, amparándose en el Reglamento de las Cortes, no debatir la elaboración del dictamen y continuar el trámite nombrando una ponencia con representación de todos los grupos parlamentarios para que, a la vista del texto y de las enmiendas presentadas, se redacte un informe en el plazo de quince días.

Esta posibilidad ha sido sometida a votación y rechazada por la suma de votos de PSOE y Podemos, por lo que finalmente, con más de una hora de retraso, ha arrancado la defensa de las 27 enmiendas presentadas por PSOE y PP, quedando fuera del debate las tres enmiendas de Podemos.

ENCONTRONAZO ENTRE GUARINOS Y DÍAZ

Mientras se buscaba una solución, la diputada del PP Ana Guarinos y la parlamentaria de Podemos —y presidenta de la Comisión—, María Díaz, han protagonizado un encontronazo dialéctico a cuenta de la ausencia de Pilar Martínez.

De un lado, Guarinos ha criticado a Díaz por culpar al PP de que Podemos no pudiera defender sus enmiendas, ya que le ha recordado que el Grupo Parlamentario Podemos tiene otro diputado —David Llorente—, que podría haber asistido a la sesión.

“La responsabilidad le corresponde a la diputada de Podemos. Son dos diputados. Si se ostenta la Presidencia y se quiere intervenir, que busque sustituto. Si no puede defender las enmiendas es posiblemente porque no ha encontrado un sustituto de su grupo parlamentario. No voy a admitir que se trate de responsabilizar a un tercero de la falta de previsión o de acuerdo para venir aquí y debatir”, ha espetado Guarinos.

De otra parte, María Díaz ha reconocido que podría haberse entendido con su compañero de bancada, pero ha afeado en todo caso la ausencia de Pilar Martínez.

El diputado del PSOE se ha alineado con María Díaz. “La vicepresidenta de la Comisión está obligada a venir. Y cobra por ello”, ha indicado.