En concreto, a través de 10 cursos de formación en estas tres comunidades autónomas se han formado 183 personas desempleadas, principalmente del medio rural y vinculadas a provincias donde la despoblación azota de forma más virulenta.

Han participado, además, como ponentes y experiencias prácticas otras 52 pequeñas empresas y profesionales de diferentes sectores económicos, vinculados a la economía verde y rural, informa en nota de prensa Fundación Oxígeno.

El principal objetivo de las acciones formativas fue promover una formación para la creación de empleos de calidad y orientados a conseguir un modelo de producción y comercialización de productos agroalimentarios más sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

Los cursos desarrollados en Castilla y León, Castilla la Mancha y Extremadura y a lo largo de las 350 horas de formación ofrecidas, han sido acciones gratuitas y cofinanciadas por el Fondo Social Europeo.