En tres de ellos (Ángel Andrade, y ) se lleva a cabo una pintura integral del interior de las instalaciones y en dos de ellos (Pío XII y Alcalde ) se han llevado a cabo pinturas en zonas menores por parte de los propios servicios municipales.

La concejal ha mostrado su satisfacción por el desarrollo de estas obras. En el Ángel Andrade y el Dulcinea ya se han terminado los aularios y muchas de las zonas comunes. Y en el Santo Tomás de Villanueva, los trabajos han comenzado este miércoles. El coste de estas obras es de 56.000 euros, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Gómez-Pimpollo ha reconocido que se han atendido algunas peticiones particulares de los centros como algún cambio de color o alisado de un par de paredes para que puedan continuar con sus proyectos de arte, ya que utilizan estas paredes como murales. La concejal ha felicitado a la empresa que lo está realizando por la limpieza y el trabajo que están desarrollando, que estará terminado a finales de agosto para que el día 1 de septiembre comience la labor docente.

“El calendario de pintura de los centros es muy lento, y deberíamos intentar agilizarlo y que cada cinco o seis años años tengan una pintura interior o de los espacios de más uso. Hemos podido pintar cinco este año y eso es una buena noticia por el volumen de centro que hay en Ciudad Real”, ha reconocido.

Además en materia de mantenimiento se está trabajando atendiendo aquellas necesidades como baldosines levantados, manivelas rotas, luces, o alguna persiana estropeada en los centros escolares.