La primera acción que se va a realizar antes de fin de año es la colocación de una estatua de hierro de un peregrino y una placa donadas por el Ayuntamiento de la Villa y () en un lugar preferente de la capital manchega, y que será punto de partida para “los caminos a Guadalupe”, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Este ofrecimiento se hizo el pasado año con ocasión de la presentación en Ciudad Real del Año Jubilar Guadalupense 2015/2016 por parte del primer edil de Guadalupe, . Una presentación en la que estuvieron representantes de la Diputación, y , y en la que se ofrecieron a colaborar en la recuperación de estas rutas históricas que transcurren por comarcas como , o entre otras que necesitan de proyectos encaminados a atraer turismo de naturaleza y respetuoso con el medio natural de estas zonas.

Históricamente, estos caminos han sido paso de peregrinos, viajeros y mercancías del levante hacia Guadalupe, Extremadura y Portugal. Ya en las relaciones topográficas de en 1578 se puede encontrar información sobre los caminos a Guadalupe, algunos con categoría de ‘Real’, hospitales de peregrinos, distancias, pueblos de la provincia de Ciudad Real por donde se transitaban, como Saceruela, Cabezarados, Luciana, Alcoba, entre otras.

, tras ser liberado de su cautiverio en peregrinó en el año 1580 a este santo lugar para ofrecer a la las cadenas del cautiverio. La basílica contaba con un espacio reservado para los grilletes de liberados en esa época.

Son varios los caminos históricos al Santuario importante de España, caminos que fueron utilizados por Reyes desde que Alfonso XI fundase la Puebla y monasterio. Los reyes de Castilla tenían por tradición viajar a este lugar. Comienzan las peregrinaciones reales a este santuario con Alfonso XI, tras la batalla del Salado va a Guadalupe el 25 de diciembre de 1340 para dar gracias a la Virgen. de Castilla en el año 1430, Juan II de Aragón y I de . En 1464 Enrique IV, su hermana y de Portugal. Los , e visitaron Guadalupe hasta en diez ocasiones.

El emperador la Semana Santa de 1525, acompañado de su hermana, la reina de Francia doña Leonor, . Felipe II, llego a Guadalupe por primera vez el 18 de enero de 1570. El rey de Portugal, don Sebastián y su tío Felipe II también se encontraron en Guadalupe en las navidades de 1576. en cuatro ocasiones (1605, 1618 y doblemente en 1619) pudo contemplar las maravillas de las Villuercas. y su hijo natural, hasta nuestros días con los I y Felipe VI.