Esta reducción de un 4,01% responde, según ha especificado la regidora, a un ejercicio de “responsabilidad” desde un planteamiento “conservador” en el afán de ajustar las cuentas municipales a la realidad económica y financiera del consistorio.

Además ha avanzado que el equipo de Gobierno pondrá en marcha los mecanismos para plantear por primera vez en la ciudad industrial la confección de unos presupuestos participativos en 2021 mediante su consulta con los agentes sociales en el segundo semestre del año que viene.

Durante su comparecencia ante los medios para explicar la previsión de cuentas para 2020, que también ha sido enviada este jueves a los grupos de la oposición para su debate en el pleno de noviembre, ha subrayado que ha sido elaborada desde los principios de “transparencia, eficacia y rigor”, partiendo de la situación real de un consistorio sometido a un plan de ajuste cuya vigencia se prolonga hasta el año 2023, y desde la premisa de la “prudencia” para cumplir con el techo de gasto.

En este sentido ha recordado que la deuda financiera asciende a 53,5 millones de euros, un 130% de los ingresos, y que la prioridad de pago para satisfacer la deuda vida en 2020 ascenderá 7,6 millones de euros, el 16,96% del presupuesto. A esta obligación hay que añadir la partida de personal, que se llevará 37,7% de lo presupuestado.

Para la elaboración de esta propuesta se han tenido en cuenta asimismo los ingresos suplementarios tras la subida del 9% del IBI, que ascenderán a 800.000 euros, aunque no los previsibles ingresos vía impuestos por la llegada de nuevas empresas del sector de las renovables ni las subvenciones que habitualmente se transfieren desde otras administraciones. De esta manera, ha especificado Rodríguez, podrán utilizarse estos posibles ingresos para reducir, entre otros apartados, el periodo de pago a proveedores.

Desde estos planteamientos, la regidora ha desgranado los diversos apartados presupuestarios.

Así, se ha referido a una reducción de los gastos asignados a los diferentes grupos municipales, en torno al 25%, lo que supondrá una aportación 500 euros por grupo municipal, 100 euros por concejal y 60 euros de asistencia a plenos, hasta conseguir un ahorro de 18.604 euros.

Además, en distintos departamentos se trabajará en la mejora de la eficacia de los servicios y habrá nuevas licitaciones en el ámbito financiero y jurídico, a lo que se destinarían 135.400 euros. También se harán inversiones en comunicación electrónica, dentro de las propuestas EDUSI.

PROMOCIÓN EMPRESARIAL

Otro de los objetivos marcados es una “economía sostenible” con un empleo de calidad. “Nuestra aspiración es que los ingresos que lleguen a las arcas municipales lo hagan por vía de los impuestos a las empresas”, ha remarcado. De ahí que unos 180.000 euros se destinarán a promoción económica y captación de nuevas inversiones, a la vez que se proyectarán acciones de apoyo a los autónomos, comercios y pequeñas empresas.

Otro de los retos de Isabel Rodríguez será sentar las bases de un modelo de ciudad “habitable más allá del 2020” en una apuesta por los objetivos de desarrollo sostenible.

Así, los proyectos con cargo a fondos comunitarios EDUSI contarán con un presupuesto de 1,5 millones de euros para mejoras de las comunicaciones informáticas de las instalaciones municipales, mejora de la oferta museística y una intervención en el pabellón de usos múltiples que atenderá a los barrios de Cañamares y Libertad, el colegio y el Instituto Juan de Távora.

OBRAS, LIMPIEZA E ILUMINACIÓN

Otra de las acciones será la remodelación integral del Paseo de El Bosque y su aparcamiento, cuya partida económica está abierta a la espera de cerrar distintas fórmulas de financiación de otras administraciones.

Además, en 2020 será licitado el nuevo contrato del servicio de limpieza que incluye la recogida de basura, limpieza viaria, instalaciones municipales y centros educativos, capítulo al que se destinan seis millones de euros. “Estamos convencidos de que con este presupuesto lograremos una licitación que mejore notablemente la limpieza de nuestra ciudad”, ha aseverado.

Por otra parte, además del millón reservado para el servicio urbano de autobuses, también se incluirá una partida cercana a los tres millones de euros para la sustitución de luminarias en distintos puntos de la ciudad mediante el proyecto CLIME, “que en un plazo de diez años ayudará al ahorro energético anual del 13% y a la reducción de 1,7 millones de kilos de emisiones de CO2”.

A juicio de la regidora, otro de los principales capítulos de estos presupuestos tendrá como prioridad hacer una ciudad “centrada en las personas, solidaria e inclusiva” con una partida de 267.000 euros para convenios con colectivos o entidades que trabajan con personas discapacitadas.

El presupuesto del 2020 también incluye una partida de 2.666.685 euros para activar y promover la participación, la educación, deportes y festejos. Asimismo, con un presupuesto de 181.758 euros continuará la actividad de la y del programa de Educación Básica de Adultos.

Con otros 964.470 euros se atenderá la programación cultural, museos, auditorio y biblioteca; y 1.105.518 euros irán destinados al presupuesto anual del Patronato Municipal de Deportes, que se autofinancia con las tasas que abonan sus más de 5.000 usuarios.