Sandoval ha explicado que han sido “numerosos” los requerimientos que se han realizado a la empresa para que desmonte la carpa y se la lleve y el Consistorio “no ha tenido noticia alguna por parte de ésta”, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

En este sentido, la viceportavoz ha manifestado que desde el Ayuntamiento se han utilizado “todos los mecanismos administrativos” que puede llevar a cabo una Administración local y que al no obtener respuesta, “han optado por la elaboración de este decreto”.

Según ha continuado, lo “único” que han podido comprobar desde el Consistorio toledano es que “la carpa continúa instalada por lo que el Ayuntamiento debe intervenir”, pero los costes de la retirada los asumirá el Consistorio capitalino y que luego estos “repercutirán en el propietario”.

Respecto a las críticas vertidas por el en torno a este asunto, Sandoval ha dicho que el PP “sigue en la línea del insulto permanente, queriendo desprestigiar a la alcaldesa y a los concejales del equipo de Gobierno”, pero “no lo consiguen” porque les “avala el trabajo diario por la ciudad de Toledo y por mejorar la vida de los toledanos”.