En concreto, el grupo ha abierto estaciones de servicio en Almoines (Comunidad Valenciana); en las localidades sevillanas de Cantillana, Pilas y Bormujos; en (); en Chipiona y (); y en Alcázar de (Ciudad Real).

Ballenoil destacó que estas nuevas aperturas están basadas en “razones geográficas y de competencia” y subrayó que con ellas espera elevar su tamaño en un 30%.