Tendido Cero presentó su segundo EP ‘Que pague Puigdemont’ en las “entrevistas chambergas” en julio de 2018. En esta nuevo lanzamiento, el trío formado por , y cantan desde la ironía y la provocación al procés catalán, a los sanfermines, a los éxitos del deporte español y a las costumbres y tradiciones ibéricas, señala ‘Mi Chambergo’ en un comunicado enviado a Europa Press.

Con tan solo tres temas compartidos en plataformas digitales Emilia, Pardo y Bazán han llamado la atención del programa de Radio 3 Capitán Demo y han llevado lo que ellos denominan su “rock sexy” a salas madrileñas como Café La Palma. Además, el 17 de mayo abrirán a Tarque en el Escenario Joven de las Ferias de .

El cartel de la entrega ha sido creado por el estudio de diseño gráfico ‘Precioso de ver’, tomando como elemento protagonista un plato de carcamusas, uno de los guisos más representativos de Toledo. , la responsable del póster y colaborada de ‘Mi Chambergo’, también será la encargada de poner fin a la fiesta con su proyecto Pataliebre Djs en el que ofrecerá una sesión de garage, funky y sonidos 60’s y 70’s.

En esta ocasión la pieza de cerámica ha sido realizada por el artesano alfarero , de GPR Cerámica, que ha prescindido de las cenefas tradicionales de la artesanía talaverana. “Decoré el botijo con rosas y espinas, que representan la belleza y la agresividad que tenemos todos, de la música que sale de dentro, del punk. Además, son los motivos perfectos para Tendido Cero: el tronío de las rosas y el dolor de España”, señala Del Pino.

Este espacio online continúa con la tradición que inició hace cuatro años de premiar con dicha pieza de arcilla a los artistas con las entrevistas con mayor número de visitas. En 2015 distinguió al grupo de punk , al historietista en 2016, a la banda salmantina Chef Creador en 2017, a la formación de rock, soul y punk The Government en 2018 y en el presente año a Tendido Cero, entrega que se hará por primera vez en Toledo.

‘Mi Chambergo de Entretiempo’ inició su andadura como blog musical en 2012 en el que un grupo de amigos de Toledo, Talavera de la Reina y Béjar compartían anécdotas relacionadas con la música. Siguiendo la estela de otros colectivos y medios como Monasterio de Cultura, Rutas Enemigas y El Caleidoscopio Musical, pasaron también a prestar especial atención a la escena musical toledana y talaverana.