Durante la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso y en respuesta a una pregunta del diputado de Ciudadanos, , la ministra ha señalado que algunas comunidades tienen previsto poner rápidamente en marcha el cheque formación, como , que tiene ya habilitada una partida presupuestaria para ello.

“Espero que otras comunidades, como la mía, Andalucía, también lo pongan en marcha porque es una buena medida para dar oportunidades…(…) El cheque formación puede ser una realidad si así lo deciden las comunidades autónomas”, ha indicado la ministra.

Por su parte, Roldán ha denunciado que España se encuentra “en la Edad de Piedra de las políticas activas de empleo y no por falta de dinero”, porque anualmente el Gobierno gasta 5.000 millones de euros en esta partida, que “básicamente se tiran a la basura”.

“ESPAÑA, LÍDER EN CREACIÓN DE EMPLEO JUVENIL”

La ministra también ha respondido en el Pleno a las críticas de la diputada socialista María del Rocío de Frutos sobre la falta de oportunidades laborales para los jóvenes y la mala calidad del empleo que se crea para ellos.

Báñez le ha replicado que “la calidad del empleo juvenil empieza por un empleo” y ha añadido que los jóvenes tienen hoy “esperanza”, cosa que no sucedía en 2012, porque se está creando empleo para el colectivo.

Así, la ministra ha destacado que, según datos de , España lidera la creación de empleo entre los jóvenes de la zona euro y en toda la UE. “En España se ha creado un 20% más de empleo juvenil que en , un 40% más que en Francia y el doble que en Alemania”, ha resaltado.

La ministra ha subrayado además que el paro juvenil en España ha bajado 15 puntos y que ahora hay un millón de jóvenes menores de 25 años trabajando, que hace 70 meses no tenían empleo.

Báñez ha pedido al PSOE que “deje de criticar” y de intentar dar lecciones porque con ello no se consiguen oportunidades laborales para los jóvenes. “Trabajemos juntos por las oportunidades y la calidad del empleo”, ha dicho la ministra.

Por su parte, la diputada socialista María del Rocío de Frutos se ha quejado de la “autocomplacencia” del Gobierno, al que ha acusado de desarrollar políticas que “sólo generan precariedad” y de mostrar un “desprecio absoluto” por los jóvenes ya formados, a los que se les ofrecen contratos “baratos y temporales”.