El presidente de Castilla-La Mancha, , destacó este jueves, en Toledo, en el marco de la presentación del nuevo Científica, Desarrollo Tecnológico e Innovación (PRINCET) la aportación transcendental de la y la tecnología en el desarrollo de un futuro más competitivo.

Recordó que la respuesta que Castilla-La Mancha ha querido dar a la situación de dificultad económica actual ha sido el por Castilla-La Mancha, en el que también ha participado la , y que las partes tuvieron clara la necesidad de incluir un apartado relevante en relación con la investigación el desarrollo y la innovación.

“La única posibilidad de cambiar el modelo de crecimiento que ha imperado en nuestro pasado mas inmediato pasa por hacer un gran esfuerzo en la investigación y en la innovación”, dijo Barreda convencido de que para ser mas productivos y competitivos hay que saber hacer cosas nuevas, buenas y distintas.

El presidente estuvo acompañado por el secretario de Estado Investigación, Felipe Pétriz; el rector de la Universidad de Castilla-La Mancha, Ernesto Martínez Ataz; la consejera de Educación, Ciencia y Cultura, , y el director del Centro para el Desarrollo Técnico Industrial, Andrés Zabara y la consejera de Educación, Ciencia y Cultura, María Angeles García.

Barreda que aseguró que “no hay munición más poderosa que la del saber, y la del conocimiento”, se mostró muy agradecido a la labor que está desarrollando la UCLM, no sólo en lo que se refiere a la enseñanza superior y a la investigación, sino en lo importante que resulta para la cohesión del conjunto de la sociedad. De la misma manera, aseguró que nunca en la historia de la humanidad han influido tanto las nuevas tecnologías como ahora sobre todo a la hora de que los Gobiernos tomen decisiones estratégicas en los objetivos que se desarrollan a largo plazo. “La política debe estar muy atenta y tener especial sensibilidad para observar lo que se hace en la ciencia, la tecnología y priorizar la innovación y la investigación”, aseguró.

Para el presidente Barreda es clave la unanimidad en el diagnóstico y en el tratamiento, por ello considera el compromiso de los agentes sociales de Castilla-La Mancha que han sabido conciliar la defensa de los intereses que les son específicos con el esfuerzo del Pacto del consenso y del acuerdo.

La confianza, explicó el mandatario autonómico, es un intangible que cuenta mucho y juega de manera decisiva en la marcha de los acontecimientos y también de la economía. “La confianza es un incentivo que tiene tanta importancia como un incentivo fiscal”, dijo y destacó el protagonismo que el fomento de la I+D+i tienen en el Pacto por Castilla-La Mancha. “El PRINCET es hijo del Pacto por lo que me es muy grato este momento”, apuntó.

Un 14 de abril

Barreda recordó la historia que precede a un 14 de abril de hace 80 años, en el que sin sangre, hubo un acontecimiento histórico en el que “con buena voluntad pero con escaso acierto, visto con la perspectiva histórica” hubo una generación de españoles que esperanzados con la Ilustración, pensaban que la cultura, la educación y la formación eran instrumentos adecuados para dar el salto de modernización que el país necesitaba.

El presidente no hizo analogías históricas pero considera que sigue vigente ese planteamiento de confianza en la Ilustración, en las Luces, en la formación, en la cultura, ahora en las nuevas tecnologías y en la capacidad para innovar e investigar. “No aceptamos que investiguen otros, o lo hacemos también nosotros o cada vez nos quedaremos mas retrasados”, apuntó.

A este respecto el presidente de Castilla-La Mancha tuvo palabras de reconocimiento hacia la Universidad de Castilla-La Mancha de la que aseguró ha desarrollado su cometido y su función con excelencia y con calidad.

El presidente aprovechó el contexto para alertar de la tendencia que recurrentemente de hacer esfuerzos sólo donde se puedan rentabilizar porque ya existe masa critica o condiciones para hacerlo. “Si se hubiera aplicado siempre esa lógica esta tierra hubiera sido el páramo que era”, dijo Barreda que se mostró convencido que el nuevo Plan va ayudar a romper el círculo vicioso de la ausencia de infraestructura básica en la que poder hacer docencia e investigación.

El jefe del Ejecutivo autonómico apuesta por el capital humano y tecnológico suficiente para desarrollar todos los proyectos relacionados con necesidades actuales. “Lo nuclear de la política energética del pasa por las energías limpias y su desarrollo”.

Por último aseguró que la investigación y el desarrollo son troncales en las decisiones del Gobierno y complicidades del conjunto de la sociedad y de las empresas.

I+D+i en Castilla-La Mancha

El secretario de Estado de Investigación, , reconoció que cifras aplicables al conjunto del país “también se pueden aplicar a Castilla-La Mancha, tal y como reflejan los datos que se recogen en el documento que hoy se ha presentado”, señaló en referencia al PRINCET.

Indicó que en España se ha disfrutado de varios años de un crecimiento intenso en la inversión en I+D, un periodo en el que se ha alcanzado la novena posición mundial en producción científica. Así reconoció que aunque esta no es una época de bonanza “hemos sido capaces de mantener el presupuesto en un panorama de fuertes medidas de austeridad. La ciencia y la innovación siguen siendo prioridades para este Gobierno y la sociedad entiende que lo tiene que ser para el futuro”, aseguró.

Por su parte el rector de la UCLM, Ernesto Martínez Ataz, destacó la apuesta de la Universidad regional por la energía y el medioambiente, un área en la que “sólo en centros que tienen que ver con esta opción, que es una fortaleza del conjunto de la Universidad de Castilla-La Mancha, hay 250 investigadores que hace 12 ó 14 años no estaban con nosotros y esos 250 investigadores suman ya más de 500 tramos de investigación en la Universidad regional”.

En el mismo tono se pronunció el director del Centro para el Desarrollo Técnico Industrial, Andrés Zabara, que recordó el convenio suscrito entre el Gobierno de Castilla-La Mancha y el CDTI en diciembre de 2006, fecha desde la que “año tras año se ha ido duplicando la aprobación de proyectos de I+D y la aportación CDTI a los mismos, hasta llegar a 38 proyectos y 20 millones de euros en 2008”.

Otro hito importante, según indicó fue la puesta en marcha de los instrumentos del Fondo Tecnológico en 2008, que trajeron como consecuencia otro aumento significativo de la financiación CDTI a empresas castellano-manchegas, “donde la media anual en el periodo 2009-2010, ha triplicado la del periodo 2005-2008”.

PRINCET

El PRINCET 2005-2010 permitirá a Castilla-La Mancha transitar hacia un nuevo modelo económico sostenible y con una base industrial sólida donde la investigación sea imprescindible. Es documento en cuya elaboración han participado más de 200 personas entre investigadores del sector público y privado, agentes sociales y empresarios.

Las principales líneas de actuación que se plantean son el desarrollo de programas de internacionalización, de formación e incorporación de personas, de servicios de apoyo a través de los centros tecnológicos y los parques científicos, así como la intensificación de las ayudas a la investigación industrial y las acciones de divulgación científica.

Asimismo, el Plan prevé mantener los recursos destinados por el Gobierno regional en sus presupuestos y promover las acciones que tiendan a conseguir fondos europeos para captar más recursos y poder, en el horizonte de 2015, destinar el 2 por ciento del regional a I+D e incrementar en 1.500 las personas que se dedican a la investigación.