En declaraciones a Castilla-La Mancha Media recogidas por Europa Press, ha dicho sobre su sucesora en el Gobierno de la región que le hizo “mucho daño”. “Ahora ya sabemos que me ha investigado a mí y también a otras personas, incluidos compañeros de partido, lo cual es una práctica absolutamente reprobable”.

Ha dicho que no es partidario “ni de la crispación ni del rencor” y que no quiere “hacer leña del árbol caído”. “No me voy a meter con la señora Cospedal, solo quiero aprovechar para decir que ella hizo algo que nunca debe hacer un demócrata. A los adversarios se les respeta y a los enemigos se les trata de aniquilar y ese comportamiento no es admisible”.

José María Barreda ha confirmado que ya sospechó sobre ese presunto espionaje. “Ya en la última legislatura en la que fui presidente, según me han contado incluso miembros del , había una consigna para destruirme por la alta consideración que tenían de mí los castellano-manchegos”.