Este ha sido el principal objetivo del curso denominado ‘Intervención ante el riesgo eléctrico’, que se ha desarrollado en la de Castilla-La Mancha, organismo perteneciente a la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Una actividad formativa que ha proporcionado a los alumnos del curso los principales métodos de autoprotección en este tipo de incidentes, así como las mejores maneras de realizar rescates en lugares o situaciones donde las descargas eléctricas pueden ser un serio problema.

Para ello, el curso que se ha ofrecido desde la Escuela de Protección Ciudadana ha tenido como objeto ofrecer a los bomberos asistentes aquellos conocimientos técnicos necesarios para hacer frente a este tipo de riesgo, así como capacitarles para poder llevar a cabo intervenciones en instalaciones eléctricas.

Así, esta actividad formativa ha tenido una vertiente meramente teórica, en la que se han abordado conceptos como las magnitudes eléctricas, los accidentes de origen eléctrico y sus causas, los efectos de la corriente en el organismo, el material de aislamiento y la seguridad y los procedimientos de actuación, entre otros. Esta parte se ha ofrecido también a través de una plataforma de formación online, con el fin de dejar más tiempo en las horas presenciales a la enseñanza práctica.

De hecho, el curso, y eso es una de las partes principales del mismo, ofrece una serie de ejercicios con aplicaciones prácticas, además de una experiencia en una subestación eléctrica, con el fin de que los participantes puedan conocer de manera real el tipo de incidentes a los que se tendrán que enfrentar.

La importancia de esta actividad formativa es esencial para que los miembros de los grupos de actuación de rescate y extinción puedan llevar a cabo intervenciones, en las que es imprescindible actuar en un entorno con líneas de alta tensión en funcionamiento.

En relación con esta formación especializada cabe señalar otro curso que se ha desarrollado en la Escuela de Protección Ciudadana, ofrecido por ‘i-DE, Redes Eléctricas Inteligentes’, destinado a unos 30 voluntarios de las agrupaciones de Protección Civil bajo la denominación ‘Introducción al riesgo eléctrico’.

Este curso ha tenido como fin aproximar a los voluntarios a los riesgos de la electricidad. De esta manera, la formación se ha centrado en las actuaciones que se realizan sobre instalaciones eléctricas de baja, media y alta tensión; así como la utilización y reparación del equipo eléctrico de las máquinas. Todo ello bajo el prisma de la necesidad de tomar medidas de prevención y autoprotección para evitar el riesgo eléctrico.