El portavoz de Agricultura, y Desarrollo Rural del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, , ha lamentado este jueves la falta de pago en partidas como es el caso de los jóvenes agricultores, así como en el caso de los planes de mejora y ha criticado la bajada de varias partidas en los presupuestos de 2020.

Así lo ha declarado Bravo durante la rueda de prensa previa a la Comisión de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural que ha tenido lugar este jueves en las Cortes Regionales, donde ha mostrado su sorpresa ante la baja ejecución del actual presupuesto, con partidas como las transferencias de capital, que tienen pendiente de ejecución más de un 70 por ciento.

El portavoz de Agricultura ha indicado que la actitud del consejero, que anuncia muchos proyectos para el campo y el mundo rural, lo que provoca que los propios agricultores inviertan su dinero, y luego no ejecuta lo que presupuesta, es peligrosa para el campo ya que sus mentiras llevan a los profesionales del sector a endeudarse y vivir una situación complicada. Es por eso que Emilio Bravo se ha preguntado si esto se debe a que los presupuestos no son reales o a que la Consejería no está comprometida con el campo castellano-manchego.

El portavoz ha seguido detallando que los jóvenes agricultores no han cobrado, tampoco las ayudas acopladas de los ganaderos, que se han perdido ayudas para los viticultores, en concreto las de la reconversión del viñedo, además, no se ha pagado a los agricultores y ganaderos ecológicos a los que se les reduce la partida presupuestada para el año próximo en un 12 por ciento.

“No se hace nada por la comercialización de los productos de la región, uno de los grandes hándicap con los que cuenta esta tierra”, ha afirmado Bravo, que ha continuado informando de que se ha ejecutado un parte muy pequeña del presupuesto para esta partida, además se ha referido a los problemas sufridos por los agricultores afectados por los temporales del mes de septiembre a los que se prometió arreglarles los caminos y que han comprobado que no era cierta tal promesa del consejero de Agricultura.

Por último, Emilio Bravo ha declarado que “el consejero habla mucho de proyectos y programas, pero no escucha al mundo rural y no conoce qué está pasando allí. Hace que la gente se ilusione e invierta en sus explotaciones pero luego no ejecuta lo que promete y provoca que los agricultores se encuentren endeudados y en malas condiciones”, y ha añadido que el momento por el que pasa el sector agrario “es malo”, no es el que quiere pintar el consejero.