Así lo ha detallado este miércoles en la Comisión de de las Cortes el director general de Salud Pública y Consumo, , quien ha detallado que la mayoría de los casos se concentraron en personas de entre 30 y 39 años y que sólo siete de ellos necesitaron de hospitalización, siendo la estancia media “muy baja”.

Ha detallado que la sintomatología en general “fue leve” y no se registró ninguna “complicación grave” —no hubo ningún fallecimiento— defendiendo la “rápida intervención y la aplicación de medidas” de salud pública como los motivos que permitieron controlar el brote “en el menor tiempo posible”.

Según Tordera, la mayoría de las cepas se correspondían con un brote de Reino Unido, Holanda y Alemania, aunque también había otra cepa de personas no residentes en Albacete, que no habían tenido relación con la ciudad.

El primero de los casos declarados de hepatitis A se consideró como “aislado” aunque al detectarse un segundo se decidió realizar una vigilancia ante la posibilidad de que hubiera más. Una vez declarado el brote, se establecieron cauces con la población para comunicar la enfermedad, su transmisión y prevención, así como las medidas de higiene pertinentes.

GLOMERULONEFRITIS

De otro lado, Tordera ha dado cuenta de las actuaciones llevadas a cabo por el Gobierno regional frente a los casos de infección por bacterias que provocaron casos de glomerulonefritis postestreptocócica en el municipio de (Albacete) entre febrero y marzo, detectados en alumnos del colegio público Virgen del del municipio.

En concreto, hubo cuatro casos, en niños de entre 4 y 7 años, pero ninguno compartía la misma clase, siendo dos de ellos hermanos. Uno de los casos no se pudo identificar en el laboratorio, quedando como “probable” y del análisis microbiológico se concluyó que no había brote ya que las cepas eran diferentes. La prevalencia, además, era “similar a la de la población escolar española”.

Los afectados —que recibieron un tratamiento de penicilina— fueron “dados de alta a los pocos días del ingreso”, y se realizaron pruebas a 295 alumnos y personal del colegio, obteniéndose resultados positivos en 54 portadores.

Tordera ha incidido en que las medidas de prevención se aplicaron “con extrema rapidez”, y que no hubo que cerrar el colegio “en ningún momento”. Ha añadido, en respuesta al PP, que el día 9 de marzo “se colgó información en la página web del colegio”, asegurando que para informar de estos casos se usan “medios actuales, como prensa, Internet o páginas web”.

ACINETOBACTER EN CUENCA

De su parte, el director general de Atención Sanitaria del (Sescam), , ha informado sobre la actuación del Gobierno regional frente a la infección de la UCI del debido a la bacteria acinetobacter ocurrida en los primeros meses de 2017.

Ballesteros, que ha recordado que la estancia de más de 48 horas en centros sanitarios propicia infecciones nosocomiales —adquiridas en centros sanitarios—, ha reseñado que los casos detectados en Cuenca han tenido siempre “una prevalencia menor a la media nacional” y que este es un problema que se da a nivel global.

Frente a ello, la región “ha cumplido rigurosamente con las directrices marcadas por la ”, añadiendo que el “recorte” que se produjo en 2013 en el servicio de limpieza del centro “pudo tener que ver” con este brote. No obstante, actualmente se ha incrementado el servicio de limpieza e incluso se ha implantado una nueva medida de desinfección de superficies por vía aérea.

GRUPOS

Tras estas intervenciones ha tomado la palabra la diputada de Podemos, , para destacar que los protocolos en todos los casos analizados este miércoles se están siguiendo, valorar que no hubiera fallecimientos e interesarse si en el caso de Cuenca se siguen tomando muestras.

Por parte del PSOE, la parlamentaria ha subrayado la “satisfactoria” actuación del Sescam y la “rápida intervención y aplicación de medidas”, lamentando la “campaña de desprestigio” del PP hacia la sanidad, evidenciada al ocurrir estos hechos, con un trato “bochornoso y vergonzoso”.

El portavoz de Sanidad del PP, , ha pedido que “no vuelva a suceder ni en Albacete ni en ningún hospital” el brote de hepatitis a, considerando “mucho más recomendable” conocer su origen “para implementar más medidas”.

Sobre Pozo Cañada, se ha defendido de las críticas socialistas afirmando que fueron las familias de los niños afectados los que se pusieron en contacto con el PP para comunicarles que “no estaban recibiendo información del Gobierno”.

Finalmente, en relación a la bacteria detectada en el hospital de Cuenca ha preguntado al Ejecutivo si existe alguna relación entre la infección y los expedientes disciplinarios a personal de mantenimiento que se negó a usar productos “altamente tóxicos” en la desinfección del quirófano, a lo que Ballesteros ha contestado que “desconoce” esa relación aunque hasta donde él sabe “no es así”.