De esta forma, el Gobierno regional apuesta por “acercar la lectura a todos los ciudadanos, estén donde estén”, para que el disfrute de los libros tenga continuidad a través de un servicio totalmente gratuito, según ha informado la Junta en una nota de prensa.

Para acceder a dicho servicio, los usuarios deben sólo registrarse desde cualquier dispositivo electrónico, con la única condición de contar con el carné de la Red de Bibliotecas de Castilla-La Mancha.

De acuerdo con la clasificación que se ha utilizado para su selección y adquisición, existen libros electrónicos con el siguiente contenido: Ficción para público adulto, incluyendo narrativa, poesía y teatro; obras generales sobre ciencia y tecnología y ciencias sociales, arte y humanidades; o también obras generales relacionadas con cuestiones de salud, autoayuda y desarrollo personal, formas y actividades relacionadas con el ocio, viajes, deportes e informática de interés general.

Asimismo, incluyen el género de ficción orientada al público infantil y juvenil, incluyendo narrativa, poesía y teatro; obras de no ficción para el público infantil y juvenil, incluyendo todo tipo de materiales (tales como arte, música, historia, ciencia y tecnología, ocio o deportes); y audiolibros, que sean versiones íntegras de la obra escrita, narradas por profesionales y grabadas en formato audio.

Desde su puesta en funcionamiento en 2014 el servicio ha ido creciendo y consolidándose en Castilla-La Mancha y en estos momentos cuenta con más de 2.500 títulos disponibles para su préstamo y durante el último año el año se realizaron más de 12.000 préstamos de libros electrónicos.