Según el decreto publicado este miércoles en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha y recoge Europa Press, pueden ser beneficiarias todas aquellas entidades que, con independencia de su forma jurídica, ejerzan una actividad económica en la región.

También las agrupaciones de personas físicas o jurídicas privadas, las comunidades de bienes o cualquier otro tipo de unidad económica o patrimonio separado que, aun careciendo de personalidad jurídica, puedan llevar a cabo los proyectos, actividades o comportamientos o se encuentren en la situación que motiva la concesión de la subvención.