Así lo ha puesto de manifiesto este martes en la rueda de prensa para dar cuenta de los asuntos aprobados por el , el consejero de Sanidad, Sanz, quien ha indicado que la aprobación de este decreto obedece a las directivas de en este sentido y la directiva nacional puesta ya en marcha.

“Se trata, por tanto, de la actualización de un decreto regional de 1996 sobre condiciones y requisitos técnico-sanitarios a efectos de donación y trasplante en Castilla-La Mancha, que ya ha pasado el trámite de información pública y el perceptivo control por parte del de la región”, ha indicado.

Las novedades principales del decreto están relacionadas con la donación, obtención, evaluación, caracterización, procesamiento, preservación, almacenamiento, asignación, distribución, la aplicación y el trasplante; así como su seguimiento.

Además, el consejero ha indicado que el decreto se aplicará no solamente a donde ya se estaba aplicando —los centros sanitarios públicos y privados— sino también a los centros que desarrollan actividad de laboratorios de histocompatibilidad y de tejidos.

Lo más importante, ha resaltado Fernández, es la simplificación de los procedimientos para las autorizaciones sanitarias, tanto en la solicitud, denegación, renovación, cancelación o la modificación de la autorización previa. “Es todo mucho más rápido y más ágil”, ha indicado, para concluir que en 2018 se llevaron a cabo en la región 59 donaciones y 82 trasplantes.