La secretaria de Organización de Podemos en la Comunidad Autónoma, , ha explicado en rueda de prensa que estas reuniones tienen como objetivo “ampliar las bases del cambio social más que necesario en Castilla-La Mancha” y ser una “alternativa real de gobierno”. Además, ha revelado que ya han establecido contactos con fuerzas como Ganemos y Equo y tiene también previsto hacerlo con IU, así como con todas las candidaturas de unidad popular de los municipios castellano-manchegos.

Díaz ha destacado que la obligación de Podemos es “ser una fuerza política y social de mayorías populares”, por lo que ha considerado que la confluencia es “el resultado lógico y natural de los procesos de empoderamiento popular”. “Creemos en la confluencia y creemos que llegará, sobre todo con las fuerzas políticas y sociales que anteponen los intereses de su tierra a los intereses de partido y a los deseos personales”, ha añadido.

La secretaria de Organización ha detallado también que Podemos no tiene aún un marco definido para llegar a las confluencias que desea. Sobre esto, ha hecho hincapié en que primero se debe llegar a “amplios acuerdos” antes de comenzar a pensar en la “fórmula” con la que se presentarían las candidaturas.

ELECCIONES AUTONÓMICAS

ha recalcado, a preguntas de los medios, que no hay “separación ni diferencias” entre los contactos que se llevarán a cabo para las elecciones municipales con los relativos a las elecciones autonómicas. “Por encima de todo hay un proyecto de cambio y eso es lo importante”, ha apostillado.

Asimismo, ha insistido en que Podemos no aborda esta ronda de contactos “por necesidad” electoral en el ámbito autonómico sino porque nació “como una confluencia” y quiere seguir trabajando en esa línea. En este punto, ha repetido que su idea de aglutinar a distintas fuerzas políticas y sociales está “al margen del cálculo electoral y por encima de intereses personales”.

Por ello, ha apuntado que una posible modificación de la ley electoral castellano-manchega no centraría las conversaciones con estas fuerzas ya que, para ellos, debe ser “un proceso que forme parte de la reforma del Estatuto de Autonomía”.