A preguntas de los medios tras una rueda de prensa, Fernández ha abundado en que nunca se ha acusado a ambos dirigentes de enriquecerse “ni personalmente ni de financiar al partido”.

“Eso nunca ha estado encima de la mesa, aunque es cierto que para nosotros es triste ver cómo este tipo de situaciones duran tantos años y hacen tanto daño, provocando tanto descrédito”, ha dicho.