En un comunicado, el coordinador regional de Izquierda Unida, , ha exigido una solución “de una vez por todas” ante las continuas derivaciones de agua hacia y ha criticado que el haya autorizado el “máximo de agua posible” a pesar de que los embalses de cabecera se encontraban en “situación hidrológica excepcional, nivel 3”.

Frente a un “PP y PSOE que se tiran los trastos a la cabeza mientras cada mes se siguen firmando más trasvases”, el líder de la formación de izquierdas ha vuelto a tender la mano a los partidos políticos y les ha instado a elaborar un documento sobre la situación del Tajo que fije una “voz única” en la defensa de los intereses de Castilla-La Mancha y “ponga fecha de caducidad al trasvase”.

En este contexto, ha recordado que un informe, elaborado por el (CEDEX) y publicado por la Comisión de Explotación del Tajo-Segura, alerta de que “salvo un giro meteorológico inesperado en los próximos meses”, la cabecera del Tajo llegará a octubre con apenas 415 hectómetros cúbicos de agua, al borde del nivel 4, es decir, prácticamente vacíos.

“A pesar de que existen cuatro sentencias del que han anulado parcialmente el Plan Hidrológico del Tajo, no ha habido ningún cambio en la política de trasvases del . Se sigue actuando como lo hacía el Ejecutivo de Mariano Rajoy. Mientras tanto, el Tajo se va acercando poco a poco al punto de no retorno para poder recuperarlo medioambientalmente hablando”, ha lamentado Crespo.

Al hilo de esta idea, ha explicado que la Comisión de Peticiones del , instada por Izquierda Unida y las plataformas del Tajo y Alberche, advirtió al Gobierno de la nación del incumplimiento de las trece recomendaciones de la Directiva Marco del Agua.