A preguntas de los medios, tras reunirse con el responsables de ACCEM C-LM, , en su calidad de vicepresidente segundo del Gobierno regional, no obstante ha señalado que las decisiones en esta formación se consultan con las bases y los inscritos, y en el caso de la consulta en Barcelona el 54% “ha dicho que no” al pacto de gobernabilidad.

A su juicio, la situación en Cataluña “está muy complicada políticamente y se vive un choque de trenes que ha hecho que los resortes y las estabilidades institucionales también se hayan visto afectadas”, y este “es un episodio más de este tiempo un poco loco y acelerado que se está viviendo en Cataluña” y que ha confiado que se arregle “lo antes posible”.

García Molina se ha referido a la próxima convocatoria de elecciones y al hecho de que “se visualicen como una solución”, destacando que puede que “también nos lleven al punto de salida si los resultados son parecidos” y en lugar de encontrar una solución, como los resultados se parezcan, “habrá que pensar otras alternativas”.

SITUACIONES NO COMPARABLES

En este contexto, ha indicado que esta situación “no se puede comparar” con lo que sucede en Castilla-La Mancha “ni en lo político ni en lo social”. “Son dos contextos distintos que no son comparables”, ha subrayado, recordando que la consulta que se hizo en Castilla-La Mancha sobre la entrada de Podemos en el Gobierno fue respaldada por el 80% de las bases.

“Hay cosas en las que estamos muy de acuerdo, cosas en las que menos y en las que no, que las hay, pero podemos ponerlas pensando en la estabilidad de Castilla-La Mancha en un segundo plano; hay cosas urgentes, en estas estamos concentrados”, y el resto se puede “discutir y negociar”.

En cuanto a las constantes peticiones realizadas por el PP para que dimita de su cargo en el Ejecutivo, ha resaltado que no está en su intención porque cree que están “haciendo un buen trabajo y quizá eso es lo que más le escuece al PP”. “Estamos haciendo un trabajo bastante rápido, antes de que acabe 2017 va a haber novedades legislativas y ejecutivas, estamos trabajando mucho y bien”, mientras al PP, además “de quejarse y quejarse mucho no le he visto hacer nada en todo este tiempo”, ha concluido.