Para ello, la Consejería participa en el diseño de un Modelo de Atención Unificado que permita que una persona con Enfermedad de Parkinson reciba la misma atención independientemente de donde resida, estableciendo por primera vez una línea de subvención para la realización de programas de prevención de las situaciones de dependencia dirigido a las Federaciones regionales.

En Castilla-La Mancha residen aproximadamente 7.000 personas afectadas por esta enfermedad y existen 11 asociaciones cuya misión es promover acciones que mejoren la calidad de vida de estas personas, estando todas ellas aglutinadas en la (FEDEPAR-CLM), con la que se colabora desde la Consejería de para el desarrollo del proyecto.

Con este modelo, que forma parte de la convocatoria del MejoraT en 2018, se pretende mejorar la atención prestada a estas personas, unificar criterios y metodología de intervención, consolidar el conocimiento y las buenas practicas mediante el establecimiento de un modelo de atención individualizado único, basado en la evidencia que garantice que la persona en situación de dependencia con enfermedad de Parkinson reciba la misma atención independientemente del lugar en que resida y con una metodología estudiada, valorada y consensuada.

La configuración de este modelo ha despertado interés entre las Asociaciones de Parkinson del resto de comunidades autónomas para lo que se ha programado un encuentro entre todas ellas el próximo sábado 15 de diciembre, en el que se expondrá, debatirá y mejorará este modelo de atención, ha informado la Junta en un comunicado.