Según han confirmado fuentes de la Delegación de Gobierno en Castilla-La Mancha a Europa Press, todo el procedimiento se está tramitando a través de un seguro contratado por la empresa subcontratada a través de la cual el joven fallecido estaba realizando un curso de idiomas, en el que participaban además jóvenes becados directamente por el .

A través de ese seguro se han contratado los servicios de dos funerarias, una de España y otra en que se ocuparán del traslado, que estará supervisado y custodiado en todo momento por mandato judicial, de forma que se siga el protocolo establecido para estos casos.

De esta forma y una vez que el haya realizado la autopsia —cuyas primeras conclusiones establecen el ahogamiento como principal causa de la muerte—, y de que el juez encargado haya dado su consentimiento se procederá a repatriar el cuerpo del joven.

Según señalan estas mismas fuentes el traslado estaba previsto para este miércoles pero finalmente será el jueves cuando se devuelvan los restos del joven a su familia en Irlanda.