La prioridad es “limitar en todo lo posible los efectos de la crisis sobre las empresas y asegurar su viabilidad futura para garantizar al máximo los puestos de trabajo”, han informado desde la en nota de prensa.

Los esfuerzos de la red de Cámaras de Comercio se están centrando especialmente en el refuerzo de los canales de información a las pymes, a través de la puesta en marcha de líneas telefónicas o telemáticas.

Asimismo, la red cameral mantiene los servicios necesarios para que las empresas puedan continuar con su actividad exportadora.