Hoy da comienzo la campaña de extinción de incendios forestales en época de alto riesgo en Castilla-La Mancha y se extenderá hasta el 30 de septiembre.

Por este motivo y dando cumplimiento al Decreto aprobado por el Gobierno regional que regula el uso recreativo, la acampada y la circulación de vehículos a motor en el medio natural, durante esa misma época serán precintadas todas las barbacoas que se encuentran en el medio natural de la región, en total cerca de 1.600, quedando prohibido hacer fuego incluso en los lugares habilitados al efecto.

El consejero de Agricultura y Desarrollo Rural, José Luis Martínez Guijarro, ha hecho un llamamiento a la colaboración de todos los ciudadanos de Castilla-La Mancha, así como de sus visitantes, para mostrar una actitud responsable hacia el uso del fuego especialmente durante esta época de riesgo alto.

“Debemos ser conscientes de la gravedad de los incendios y del riesgo que cualquier comportamiento negligente puede tener en las masas forestales de nuestra región”, señaló.

Martínez Guijarro recordó que esta campaña de prevención y extinción de incendios forestales cuenta con la participación de 3.041 personas en el dispositivo de las cuales, 736 es personal de la Consejería y 2.305 contratados “que ya está a pleno rendimiento”, confirmó.

El responsable de Agricultura y Desarrollo Rural hizo hincapié en la profesionalidad de todo el personal que interviene en la campaña, tanto de los técnicos con competencias en la prevención y extinción de incendios forestales, como de las persona integrantes del dispositivo.

Por ultimo se refirió al incremento económico destinado a esta campaña, con un presupuesto que alcanza los 112 millones de euros, un 13,4% más con respecto a la anterior, sin incluir los medios que el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino pondrá a disposición de nuestra región.