Según señalan los representantes de esta candidatura en un comunicado, se acordó que en cada provincia los representantes de cada candidatura tuvieran un número de delegados proporcional al porcentaje de voto obtenido en las elecciones primarias, garantizando así la representatividad en el Congreso Regional de toda la militancia de Castilla-La Mancha.

En el resto de provincias el acuerdo ha sido respetado y finalmente serán 66 los delegados de Albacete, Ciudad Real, Toledo y Guadalajara que acudan al Congreso Regional representando a la militancia que apoyó a en las pasadas elecciones.

“Sin embargo, ninguno de los 25 delegados de Cuenca representa a los y las militantes de esta provincia que apoyaron a José . A pesar de que en un principio se había acordado que serían cinco los delegados de Cuenca que representarían a este grupo, finalmente se incumplió el acuerdo regional”, señalan.

Por todo ello, desde la candidatura de José Luis Blanco quieren manifestar su más absoluto rechazo ante lo sucedido en Cuenca, que erosiona valores como el pluralismo en el PSOE y va en contra del modelo de partido “abierto y participativo” que surgió del .

Finalmente, recuerdan que para la elección de delegados a dicho Congreso sí se respetó la proporcionalidad de los resultados y subrayan la importancia de que en el XI esté representada toda la militancia de Castilla-La Mancha, “sin intentar ningunear al que discrepa ni usurpar la representatividad a las opciones minoritarias”.